1 de febrero de 2009

Brillo para el cabello

Remedios caseros y naturales para devolver el brillo al cabello

Champú de miel y aloe (sábila): 2 cucharadas de buen whisky, 100ml champú de miel, 200mg de pulpa de aloe. Mezcle los tres ingredientes y revuélvalos bien bien. Guarde la mezcla en un lugar oscuro y déjelo reposar por 6 meses. Aplíqueselo y en una semana tendrá un cabello brillante y lleno de vigor. Para cabello normal, no use en cabello seco o graso.

Claras de huevo: Bata cuatro claras de huevo y aplíquelas al cuero cabelludo. Enjuague como de costumbre agregando un poco de vinagre de manzana al agua.

Gorra de huevo y mayonesa: En un recipiente haga una mezcla de huevos con mayonesa. Unteselo en todo el pelo y cúbraselo con una toalla. Déjeselo por 20 minutos y lave normalmente.

Champú para un cabello brillante: Solo agréguele el gel de cuatro pencas de sábila y unas cucharadas de miel de abeja a su champú y lave su cabello normalmente.

Enjuague de cerveza: Después de lavarse el pelo dése un enjuague final con cerveza. No se lo enjuague más. Cuando se seque el olor a cerveza se disipará.

Infusión de perejil o de hojas de naranja agria: Ponga unas ramas de perejil o unas cuantas hojas de naranja agria a hervir en agua por 15 minutos. Déjelas enfriar y enjuáguese el cabello con cualquiera de estas infusiones después de lavarlo.

Enjuague de vinagre: Después de lavarse el pelo simplemente empápeselo de vinagre y déjeselo por unos 20 minutos. Después enjuague con agua.

Gorra de aceites: Mezcle aceite de almendra, de coco, de oliva, de ajonjolí y de aguacate con unas cucharadas de miel. Aplíquelo en todo el cabello y cúbralo con una toalla. Déjeselo por una hora y después lávelo normalmente.

Enjuague de limón: Disuelva el jugo de un limón en un litro de agua. Enjuáguese el cabello con esta solución una vez por semana despues de lavárselo.

Gorra para un cabello hermoso: Mezcle tres cucharadas de miel, cuatro cucharadas de aceite de ricino, una yema de huevo y gel de sábila. Revuélvalo y aplique en todo el cabello. Cúbrase el cabello con una toalla por una hora. Lave normalmente pero dése el enjuague final con agua de romero (hierva unas hojas de romero y use el agua resultante).

Para un brillo como de vidrio: Después del champú, séquese el cabello con una toalla y aplíquese un acondicionador intensivo. Cúbrase el cabello con una gorra de plástico para que el cabello "sude". El calor abrirá la cutícula del cabello permitiendo que el acondicionador penetre mejor. Déjelo 5 minutos.

Pañuelo de seda: Después de lavar y secarse el pelo, frótelo con un pañuelo de seda.